Premio Jesús Ibisate 2016

I Premio Jesús Ibisate – Prueba Ciclista Vitoria 2016

Marino Lejarreta


I Premio Jesús Ibisate – Marino Lejarreta, “El Junco de Berriz”

La XXXVI edición de la PRUEBA CICLISTA VITORIA, homenajeará al campeón vizcaíno Marino Lejarreta, sirva este bonito texto de nuestro socio Paco González Arana, como introducción y homenaje al mismo tiempo de este mito del ciclismo vasco de los 80 y 90.

A Marino Lejarreta, de Paco González Arana, “Marinista” y socio 393 de la Sociedad Ciclista Vitoriana

Cierro los ojos y te busco en el baúl de mis recuerdos. Me acuerdo de aquella Vuelta a España de 1983, la primera Vuelta televisada en directo y posiblemente la mejor de la historia. Con una ascensión memorable fuiste el primer ciclista en vencer en los Lagos de Covadonga. Recuerdo también aquella etapa inolvidable camino de Ávila en la que sólo tú pudiste aguantar el ritmo infernal del temible Bernard Hinault en Serranillos. El “tejón” llegó a afirmar que eras el mejor escalador del momento. Fuiste segundo en la general final de aquella Vuelta por detrás del bretón y aunque oficialmente venciste en la Vuelta de 1982 debido al positivo de Ángel Arroyo, creo que sientes más como tuya la edición de 1983. Aquella fue tu Vuelta. Nos devolviste la ilusión por el ciclismo, en una época en la que tú fuiste uno de los culpables para que amara este deporte. Es la infancia la edad de los ídolos y para mí tú fuiste uno de ellos.

Victoria de Marino en Lagos, 1983

Victoria de Marino en Lagos, 1983

Vuelta 1983 – Hinault y Marino

Sigo buscando en el baúl de mis recuerdos. Y te recuerdo en el Giro de Italia desquiciando a Moser y a Saronni en 1983 cuando la carretera picaba para arriba.  Eras “Il Capitano” del Alfa Lum cuando venciste en la etapa de Selva di Val Gardena del Giro de 1984. Fuiste el gran animador de todas las rondas italianas en las que participaste. Atacabas sin pensar en las consecuencias, con coraje y tesón. Por eso te ganaste el corazón de la afición italiana, una afición que siempre te ha adorado y respetado. Tu conexión con Italia siempre fue muy especial. El Giro te convirtió en un ciclista alegre y brillante. Rozaste la maglia rosa y el podium en tus siete participaciones, pero nos hiciste felices y te tenemos que agradecer el espectáculo que nos brindabas cuando aparecía la montaña. Stephen Roche, en la edición de 1987, llegó a afirmar que su rival más duro era Lejarreta “por su potencia, por su corazón y su inteligencia”Gianni Bugno, en 1990, comentaba a los periodistas que el vasco era su mayor enemigo. “Nadie tira con el vigor y la fuerza de Lejarreta. Los demás se acobardan ante él”.  Fue en 1991, con el maillot de la ONCE, cuando venciste en aquella etapa con final en Scanno por delante Franco Chioccioli. ¡Qué cerca estuviste de ganar aquel Giro! Pero no te conformaste con ser segundo. Había que arriesgar, había que luchar por la maglia rosa. El ciclismo es como la vida, está hecho para valientes. Gracias Marino porque, aunque no lo ganaras, no nos fallaste.

Giro 84. Victoria en Selva di Val Gardena

Tour 87. Con Stephen Roche

Giro 91. Combatiendo con Coppino

En el baúl de mis recuerdos aparece una imagen que nunca se me olvidará. Apareces, con el maillot del Paternina-Orbea, junto a Lemond, Fignon, Theunisse y Delgado en la etapa de Aix les Bains del Tour de Francia de 1989. Sí Marino. Estabas con los mejores. El Tour se te resistía desde 1981 y llegabas a afirmar que no valías para disputar la ronda francesa. Nos diste una lección. La lección de un luchador que nunca se rinde y que siempre intenta mejorar. Valoraste aquel quinto puesto en la general como una victoria. Todos lo hicimos. Era un éxito que costó muchos años conseguirlo. Valías para el Tour porque has sido, sin duda, uno de los grandes. En 1990 repetiste el quinto puesto pero con una histórica victoria de etapa en Millau que nos hizo vibrar de alegría. Lloraste, lloramos. Aquella ascensión con Lemond e Induráin a Luz Ardiden, con las cunetas pobladas de ikurriñas fue el mejor homenaje que te podíamos hacer. Hiciste todo lo posible por ganar. Eskerrik asko Marino.

Tour 89. Con los mejores durante más de 100Kms en aquella etapa alpina con final en Aix Les Bains

Tour 90. En lo más alto del Podium tras vencer en Millau

Tour 90. Luz Ardiden con Indurain y Lemond

 

    En el baúl de mis recuerdos aparece una gesta irrepetible. En los años 1987, 1989, 1990 y 1991, conseguiste finalizar en puestos más que meritorios las “Tres Grandes” en la misma temporada. Esta gesta no está al alcance de cualquiera. Es algo impensable en el ciclismo moderno. Oficialmente lograste 52 victorias, pero moralmente lograste muchísimas más, ganando la “etapa reina”: el corazón de los aficionados. Porque tu gran triunfo es el conjunto de tu carrera, no una victoria concreta. Internacionalmente lo diste todo. ¡Qué felices nos hiciste en aquel Mundial de 1982 en Goodwood! Y en casa te dejaste la piel por los tuyos, por tu gente: En la subida a Urkiola (puerto más sagrado para ti que el mismísimo Tourmalet o Mortirolo), en la Vuelta a Burgos, en el Naranco, en la Volta a Catalunya, en Montjuic, en Ordizia y en tus queridas pruebas del Gran Premio de Amorebieta y de la Clásica de San Sebastián. Es la clásica donostiarra la clásica de Lejarreta, aquella que lograste vencer en tres ocasiones: 1981, 1982 y 1987. Aquella que en 1981 fuiste bautizado por el periodista Benito Urraburu como el “Junco de Bérriz”, por la fuerza que mostrabas en la subida y el balanceo, como un junco, que imprimías a la bicicleta. Bérriz, aquel 14 de mayo de 1957 vio nacer a un mito del pedal. No ganaste nunca en la Vuelta al País Vasco. Es tu espinita. Pero nos da igual porque has sido y serás el mejor ciclista vasco de la historia. Nos hiciste felices.

1987. Tras correr las 3 grandes, gana la Clásica San Sebastián

Giro 91. Conversando con Bugno, quien siempre admiró a Marino

Cierro los ojos. Sigo rebuscando en el baúl de mis recuerdos y aquella época me hace sonreír. En el pasillo de casa preparaba mis etapas del Tour de Francia y tú aparecías en mis chapas, siempre en cabeza junto a Robert Millar y Laurent Fignon. Cuando iba al monte o a andar en bici me ponía la gorra hacia atrás, “a lo Marino”. Te ganaste el derecho a vivir en mi corazón ciclista para siempre. Todos los días del año le canto a mi hijo aquella  canción de Andoni Egaña y José Inazio Ansorena dedicada a los txirrindularis. En el estribillo aparece tu nombre “¡Marino!” como símbolo del ciclismo vasco. Es más, durante los años 80, ver una ikurriña en las cunetas de cualquier prueba ciclista era sinónimo de “Aupa Marino”. Todavía representas los valores de un pueblo que te adoptó como un auténtico lehendakari. Supiste trasladar valores de la vida a la bicicleta, representados en el esfuerzo, la sencillez, la nobleza y el trabajo. Decías que “las metas son para llegar hasta ellas”. Qué gran verdad. Disfrutamos de tus quintos puestos en la general del Tour, nos enseñaste a ganar, nos enseñaste a perder.  Nos hiciste felices.

Ya solo me queda dejar abierto aquel baúl de mis recuerdos y dejar un hueco para el 18 de junio del año 2016. Ya se lo he dicho a mi hijo. Ese día saldré a andar en bici con Marino, en la XXXVI Prueba Cicloturista Vitoria. Una marcha que llevamos en el corazón los socios y socias de la Sociedad Cicloturista Vitoriana. Es un orgullo que estés con nosotros ese día, en esa exigente pero romántica prueba. Te tenemos gran estima y afecto, y llevamos fielmente los valores que tú siempre transmitiste: “Hay metas más nobles que llegar el primero. La amistad, el compañerismo y la solidaridad tienen más valor que las victorias”. Qué razón tienes. Gracias por hacernos felices nuevamente.

Me dejaré caer a la cola del pelotón porque es mi sitio natural. Mi cuerpo no da para mucho más, pero la ilusión no me la quita nadie. Allí te encontraré. No era el lugar que te correspondía pero te gustaba ir a cola para dar ánimos y charlar con los “no tan buenos” del pelotón: con los humildes, trabajadores y sufridores. Me temblarán las piernas por la emoción, seguro que alguna lagrimilla se me cae, baina zuregana hurbilduko naiz eta esango dizut: Eup Marino !!! Eskerrik asko etortzeagatik !!

IMG-20160517-WA0009

Marino Lejarreta – El Junco de Berriz