Premio Jesús Ibisate 2018

III Premio Jesús Ibisate – Prueba Ciclista Vitoria 2018

Juan Fernández


III Premio Jesús Ibisate – Juan Fernandez

La XXXVIII edición de la PRUEBA CICLISTA VITORIA, homenajeará al campeón alavés Juan Fernández, sirva este bonito texto de nuestro socio Paco González Arana, como introducción y homenaje al mismo tiempo de una persona, sin la cual no se entiene la historia del ciclismo en los 80 y 90.

A Juan Fernández, de Paco González Arana, socio 393 de la Sociedad Ciclista Vitoriana

Mucha gente habla de las gestas de Miguel Induráin, de Abraham Olano, de Óscar Freire, de Igor Astarloa, de Joaquím Rodríguez y de Alejandro Valverde en el Mundial de fondo en carretera. Pero muchos/as no saben, sobre todo los/as más jóvenes, que un vitoriano de Alhama de Granada brilló con luz propia en la mítica y prestigiosa prueba del “arcoíris” durante los años ochenta.

1988. Nuestro Protagonista observa con satisfacción su tercera medalla de bronce, lograda en el mundial de Ronse

Porque muchos/as no saben que hablar del Mundial de 1980 en Sallanches (Alta Saboya) es hablar del mundial más duro de la historia. Es hablar de un Mundial donde el temible Bernard Hinault logró su maillot arcoíris y donde únicamente 18 corredores acabaron aquel infierno. Fue allí donde nuestro vitoriano de Alhama de Granada, Juan Fernández, apretó los dientes y esprintó como nunca para sacar de rueda a sus rivales y lograr una medalla de bronce que sabía a victoria. Una medalla que servía para licenciarte como ciclista en tu mejor año. Un año dulce en el que lograste con maestría el Campeonato de España en ruta y aquella sensacional etapa del Giro de Italia en Fiuggi. Aquel pundonor y aquella punta de velocidad te hacían único.

1980. Alzando los brazos en la etapa del Giro de Italia con final en Fiuggi

1980. En el durísimo e histórico Mundial de Sallanches, aguantando el ritmo impuesto por Bernard Hinault

1980. Compartiendo podium con Hinault y Baronchelli

Porque muchos/as no saben que nuestro Juan Fernández fue la punta de lanza y el líder del combinado español durante sus 9 participaciones en el Mundial de fondo en carretera. Tus puestos fueron fantásticos, destacando, junto con la medalla de bronce lograda en Sallanches, otras dos medallas del mismo metal en Villach (1987) y en Ronse (1988). Eras el único corredor capaz de espantar los complejos del ciclismo español en el Mundial. Eras el único capaz de codearte con Hinault, con Saronni, con Lemond, con Kelly, con Argentin, con Bauer, con Criquelion, con Fondriest, con Roche. Eras el único capaz de atreverte con aquellos “dioses” del ciclismo. El único capaz de superarse en cada kilómetro y en cada sprint. El único capaz de plantarles cara. El único que, con humildad, sacrificio y constancia nos hizo vibrar en “su prueba”. Tal vez sea tu espina clavada el no haber logrado el oro, pero siéntete orgulloso de haber sido la referencia y el verdadero “arcoíris” para las generaciones ciclistas venideras. Ay, si hubieses sigo belga…

 

1987. Mundial de Villach. Roche entra victorioso en un strping en el que Juan Fernández, finaliza tercero

1987. Compartiendo podium con Roche y Argentin

1987. La revista Ciclismo a Fondo, celebrando la medalla de bronce lograda en Villach

 

1984. Mundial de Barcelona. Juan Fernández, lanzando uno de sus ataques.

1987. Peleando siempre con los mejores. Mundial de Villach

1988. Tercera medalla de bronce, conseguida en Ronse. Compartiendo podium con Fondriest y Gayant.

 

    Porque muchos/as no saben que lograste la envidiable cifra de 50 victorias en tus 11 años como ciclista profesional. Eras un fondista, un corredor de pruebas de un día y más aún después de aquella maldita caída en la Vuelta a España de 1983. Las secuelas de aquella operación de rodilla te impidieron mantener la regularidad que merecían las grandes Vueltas por etapas a la hora de disputar la general. Pero nos daba igual porque aquel vitoriano de Alhama de Granada se convirtió desde entonces en nuestro clasicómano y esprinter favorito. Tu etapa en el Giro de Italia, tus cuatro etapas en la Vuelta a España, tus dos Campeonatos de España en ruta, tus tres medallas de bronce en los Mundiales y un largo etcétera de victorias y de triunfos parciales en numerosas Vueltas (Asturias, País Vasco, Volta, etcétera) conquistaron a la afición. Qué pena aquellas dos etapas del Tour de Francia de 1981 en las que hiciste segundo. Y qué pena aquel abandono en el Tour de 1984 por culpa de una caída cuando mejor andabas en la ronda francesa…

 

1988. Jokin Mujika se lamenta porque Juan Fernández ha sido el más rápido de todos en el Campeonato de ESpaña de Ponteareas (Pontevedra)

1988. Luciendo el maillot de Campeón de España

1986. Volta a Catalunya. Juan Fernández logra la victoria de etapa con final en Walter 2000.

1984. Luciendo el maillot del equipo ZOR

Cuando me preguntan por Juan Fernández cierro los ojos y me vienen recuerdos del Clas Cajastur. Ese entrañable equipo era sinónimo de Juan Fernández. Era sinónimo de ciclismo en estado puro. De un ciclismo romántico que, por lo menos, yo echo mucho de menos. Fue acabar tu carrera como ciclista profesional para decidir, en 1989, seguir ligado al mundo del ciclismo como director de aquella fantástica formación. Tu clase, tu brillantez y tu experiencia como corredor, así como los valores que aprendiste de Eusebio Vélez y de Javier Mínguez, tus antiguos directores, sirvieron para aupar a este equipo a lo más alto del ciclismo mundial. Fuiste el artífice de juntar a un grupo de corredores con un talento especial, de crear un grupo humano y trabajador con una camaradería elogiable. Recuerdo a Arsenio González, a Iñaki Gastón, a Federico Etxabe, a Javier Mauleón, a Jon Unzaga, a Fernando Escartín…en torno a Tony Rominger. Bajo tu tutela han pasado corredores de la talla de Abraham Olano, Ángel Casero, Jan Ullrich, Joseba Beloki y Floyd Landis; pero con todos mis respetos, el mejor ciclista a tu mando fue el suizo Tony Rominger. Un fantástico ciclista, y mejor persona, que se convirtió en un verdadero campeón gracias a esa gran familia llamada Clas Cajastur. Clas, Juan Fernández y Rominger fueron, con el permiso de Miguel Induráin, un tridente casi invencible y temible a principios de los noventa.

 

1993. Equipo CLAS-Cajastur. Un equipo que aspiraba a todo

1992. Con el corredor suizo Tony Rominger

No quiero recordar la irrupción de Mapei con Giorgio Squinzi. No quiero porque me entristece poner fin a una filosofía de entender el ciclismo. Ni quiero recordar tu paso como director por el Festina, al que lograste resucitar de una terrible pesadilla. Ni tampoco tu paso por el Coast, ni por el Phonak. Quiero cerrar los ojos y resucitar aquel ciclismo mágico, el que te hacía feliz desde el coche de equipo arropando a los tuyos. Quiero recordar aquella victoria de Fede Etxabe en Jaca en la Vuelta de 1990, aquel maillot verde de Iñaki Gastón en el Giro de 1991, aquella victoria de Jon Unzaga en Plá de Beret y de Javier Mauleón en el Alto del Naranco en aquella Vuelta a España de 1992, las tres Vueltas a España consecutivas (1992, 1993 y 1994) y el Giro de Italia de 1995 que ganó Tony Rominger, etcétera. Quiero recordar aquello. Quiero recordar aquel Tour de Francia de 1993. Aquel Tour en el que fuisteis capaces de detener el tiempo en el Galibier, en el Col de La Bonette-Restefond, en Pla d´Adet, en el Tourmalet. Aquel Tour donde Tony Rominger venció en aquellas dos etapas alpinas (Serre Chevalier e Isola 2000) y que tú mereciste ganar en 1981. Aquel Tour donde se hizo el silencio. Aquel Tour donde Miguel Induráin sudó más de la cuenta por vuestra culpa. Son mis recuerdos como aficionado al ciclismo que soy. Gracias, Juan, por formar parte de ellos. ¿Qué le dijiste a Induráin en el Galibier? En ese lugar donde se detiene el tiempo, allí dónde únicamente hay silencio…

1993. Tour de Francia. Juan Fernández conversa con Induriain en una imagen histórica.

1995. Juan Fernández anima a Tony Rominger en el Giro de Italia

Entre Bobadilla y Maracena surgió la afición. Aquel recorrido que hacías de niño en bicicleta para ir a la escuela despertó en ti la curiosidad por el ciclismo, por una forma de entender la vida. Una vida que te hizo recalar en nuestra ciudad siendo un chaval. Un chaval que destacaba encima de la bicicleta y que aportó un aire granadino especial al ciclismo alavés. Porque te hiciste de esta tierra y de estas carreteras gracias a la bicicleta. Porque antes de vestir los maillots de la Fosforera, del Kelme, del Zor, del Zahor y de la selección española, defendiste maillots tan entrañables y tan de casa como el del Finanzauto y Servicios, el de La Brasileña, el de la selección de Álava y el del mítico KAS, con el que ganaste tu primera carrera como profesional, con tan sólo 22 años, y sorprendiendo a todos. Fue allí en Estella donde te lo creíste de verdad, donde los Ángel Egea, Eusebio Vélez, Juan José Urraca, Antonio Barrutia, entre otros, hicieron posible que creyésemos en ti. Y no nos defraudaste.

1978. Un joven Juan Fernández haciéndose ciclista en nuestras carreteras.

1978. Las victorias no tardaron en llegar.

Porque muchos/as no saben que aquel chaval de Alhama de Granada llamó a una puerta en 1977. Y se la abrimos. Quería formar parte de nuestra Sociedad. Quería ser cicloturista. Quería sentir la bicicleta en Álava, con nosotros/as. Porque muchos/as no saben que tu primer maillot era de color rosa. Porque muchos/as no saben que no te has olvidado de nuestra casa, de tu casa, de la que sigues formando parte como socio desde hace 40 años. Porque sigues siendo un cicloturista de la Sociedad Cicloturista Vitoriana, y es un orgullo para todos/as nosotros/as. Porque hay gente que amamos este deporte gracias a personas como tú. Porque te mereces el mejor de los homenajes, y nuestro reconocimiento, en la “XXXVIII Prueba Cicloturista Vitoria”. Porque queremos homenajear a nuestro cicloturista, a nuestro director, a nuestro campeón del mundo. Porque nos enseñaste a esprintar y a superarnos cada día, aunque sea para quedar 5º. Y si no, que se lo digan a Bauer y a Criquelion…

1977. Con el maillot de La Brasileña

1979. Con el maillot del mítico KAS, en su primer año como profesional.

Gracias por todo. Eskerrik asko, Juan.

Paco González Arana (Socio nº393 de la Sociedad Cicloturista Vitoriana).

2017. Prueba Vitoria. Juán Fernández con Marino Lejarreta y Txetxu Irigoien