DESCUBRE VITORIA-GASTEIZ

Bienvenido/a a Vitoria Gasteiz.

Te espera una ciudad casi milenaria y que conserva aún gran parte de su trazado medieval, con su curiosa forma de almendra, y restos de su muralla. Te vas a encontrar con una ciudad gótica, renacentista, neoclásica y moderna.

Suelen decir que Vitoria Gasteiz es sorprendente "por naturaleza" y verás que a quien lo dice no le falta razón. En estos momentos, contamos con más de 42 metros cuadrados de zonas verdes por persona, lo que nos convierte en la ciudad europea con más espacios verdes consolidados. Además dispones de casi medio centenar de kilómetros para pasear, andar en bici, etc.

Encontrarás además, los platos más exquisitos de la gastronomía alavesa, las recetas más sofisticadas de la llamada nueva cocina vasca o nuestros famosos pintxos. Un consejo: todo te sabrá aún mejor si lo acompañas con un buen vino de los viñedos de la Rioja Alavesa o con un vaso de Txakolí.

Y si dispones de más tiempo, te recomendamos igualmente algunas escapadas a los alrededores para que te adentres en un valle de sal, contemples una cascada o desciendas a bodegas medievales.

No te entretenemos más. Tienes la ciudad a tus pies.

¡Descúbrela!

Fotos: QUINTAS FOTÓGRAFOS / "Muralla" DANIEL LLANO

DESCUBRE ÁLAVA

> Porque en Álava puedes sentir todas las sensaciones que brinda la Naturaleza en sus 5 Parques Naturales.


> Porque en Álava puedes descubrir toda la riqueza que emana de la biodiversidad: el 27% del territorio está integrado en la Red Ecológica Europea Natura 2000.


> Porque en Álava puedes disfrutar de paseos inolvidables llenos de contrastes y belleza en más de 500 km de itinerarios verdes.




Álava cuenta con un rico y variado patrimonio cultural que te sorprenderá. Gracias a su privilegiada ubicación, en un histórico cruce de caminos, puedes encontrar desde yacimientos prehistóricos hasta manifestaciones de vanguardia, pasando por villas medievales y otras huellas de la historia. Su visita te brindará, además, la posibilidad de conocer nuestro territorio en profundidad: junto a la amplia oferta que concentra la capital, Vitoria-Gasteiz, vas a encontrar restos arqueológicos, ermitas, palacios, templos y museos repartidos por toda la geografía alavesa. Una buena parte de este legado histórico está sujeto a importantes procesos de restauración. Algunos casos, como la Catedral de Santa María en Vitoria-Gasteiz, y el Valle Salado en Salinas de Añana, cuentan con programas de visitas guiadas que permitirán conocer de primera mano estos trabajos.

Acércate y pasea por los cascos medievales de Vitoria-Gasteiz, Laguardia, Artziniega, Labraza y Salvatierra, entre otros. Sus casas torre, sus palacios, los templos góticos y los restos de las murallas que las rodean nos hablan de la importancia defensiva que tuvieron estas villas.

Álava cuenta con un valioso y bien conservado patrimonio natural. La diversidad y calidad de sus paisajes ha sido reconocida de forma que una gran parte del territorio está protegido y pertenece a la Red Natura 2000.
En el territorio hay cinco parques naturales: Izki, que alberga uno de los bosques de roble marojo de mayor extensión de Europa, Gorbeia, con su mítico monte, Urkiola, con sus crestones calizos, Aizkorri-Aratz y Valderejo, cuyas cumbres rocosas dan cobijo a las aves, en especial al buitre leonado.

A los parques naturales hay que añadir otros espacios protegidos como el biotopo del Lagunar de Laguardia. Muy cerca de la capital alavesa destaca el Parque Ornitológico de Mendijur, donde anidan multitud de especies acuáticas que puedes contemplar desde un observatorio de aves. Cuenta además con 100 kilómetros de costa gracias a sus tres embalses; Ullíbarri-Gamboa, Urrúnaga y Albina. Otros paisajes de agua son el humedal de Salburúa, el desfiladero del Ebro en Sobrón y el Cañón de Delika.

El vino de Rioja Alavesa es, probablemente, la carta de presentación más conocida de Álava. A sus tradicionales ‘calados’, que datan del siglo XVI, se han incorporado nuevas bodegas diseñadas por prestigiosos arquitectos. Un nuevo paisaje fruto del binomio Vino y Arquitectura se muestra espectacular entre el mar de viñedos. Pero Álava ofrece todavía más: el txakolí, vino joven, ligero y refrescante, que se produce en Ayala. Anímate a probar platos típicos con perretxikos y caracoles, productos como el queso de Idiazábal, la patata o la alubia pinta alavesa y dulces como el goxua, las trufas y los vasquitos y nesquitas.
Fotos: QUINTAS FOTÓGRAFOS